Slide 1
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Relato Gay - Trio con mis compañeros de universidad

La época de la universidad fue tan bella y llena de vivencias... Conoces a tanto hombre guapo y de buen cuerpo y ellos tan avidos de experiencias nuevas tal como paso con un par de compañeros mios, esos chicos que traen loca a cualquiera pero que quieren saber que se siente estar con otro hombre... 

Resulta que estos chicos sabian de mis preferencias y siempre que podian me tocaban el culo o me arrimaban su paquete (tipica broma de estudiantes) hasta que la curiosidad les ganó en una ocasion en que la Asociación de estudiantes de la Universidad organizó la fiesta de la primavera en un local a donde por supuesto asistí y ellos también. Al calor de la musica y entre broma y broma quedamos de irnos juntos pues viviamos por el mismo barrio. Al salir del local ya ibamos algo borrachos por las cervezas asi que los abrazos de ellos no se hicieron esperar. Así transcurrió parte del camino hasta que llegamos a una parte solitaria de un parque con árboles grandes y fue cuando dijeron que querian hacer un pis y que los acompañara hasta esos arboles.

Pero realmente no querían mear y entre los dos me dijeron que se las chupara... a lo que no tardé ni un segundo. Así estuvimos un buen rato yo con algo de temor de que alguien nos viera allí o que pasara la policia, pero disfrutando de dos buenas pollas. 

Acto seguido uno dijo hoy además me quería follar y que iba a ser su puta. Mientras me apretaba el culo el otro chico me desabrochó el pantalon y de una vez me lo bajo hasta los tobillos. Asi el me hizo seguir mamandole la polla mientras el otro me ensalibaba el culo para después meterme su rica polla. Asi estuvo dondome placer por un rato hasta que el otro pidió su turno de penetrarme. Como iban borrachos tardaban mucho en correrse y la posición no era muy comoda, así que les dije que la sacaran y que se pajearan. Cuando ya estaban a punto de correrse puse mi boca debajo de sus pollas y recibí unos buenos chorros de lefote. Después de esa noche cada tarde nos reuniamos para hacer los deberes y estudiar en casa de alguno de ellos o en la mia...
Read more...
Posted by Cruising Madrid | 1 comments

Relato Gay - Peluqueria Masculina

Llevaba tiempo queriendo ir a una peluquería de caballeros para que me afeitasen. Siempre que lo he visto en la televisión me ha parecido que debía ser una gozada que te afeiten, que te den cremita y todo lo que conlleva un buen afeitado.
Me habían hablado de una muy buena en Toledo, ciudad en la que vivo, así que dejé de afeitarme toda la semana en el trabajo y pedi cita por teléfono para el sábado. Me atendió el dueño de la peluquería, Teo, un chico muy amable y me informó del precio, 30€ y me dió hora para el sábado a mediodía. No tenía otra hora, solo podía a la hora de la comida y me hacía el favor de atenderme a esa hora que la que cierra porque iba recomendado por un buen cliente, amigo de ambos.
El sábado a las14:30 estaba en la peluquería. Ya estaba cerrada al público, pero llamé y Teo me abrió.
- "¿Qué tal? ¿eres Jesus?". Me preguntó.
- "Si, el amigo de Marcos". contesté.
- "Perfecto, adelante". Cerró la puerta con llave.
- "Me decías que nunca te habías afeitado en una peluquería, ¿verdad?"
- "No, nunca, me llama la atención, pero nunca lo he hecho porque es caro y la verdad que en casa me arreglo bien, no tengo mucho problema de piel y con la maquinilla me es suficiente"
- "Pues ya verás como merece la pena lo que cuesta, y te quedará mejor".

Me senté en el sillón de peluquería y me inclinó un poco hacía atrás. Lo primero que hizo fué preparme la piel. Con una especie de aceite caliente me limpió toda la cara, incluida la frente. Era muy gustoso, sentir sus manos sobre mi cara, con el aceite caliente, comencé a relajarme, cerré los ojos y dejé que me diese un buen masaje. Cuando pasó de la cara a la frente, se paró un poco en la sien y me masajeó un poco.
- "Si en algún momento te molesta el masaje, dímelo, hay mucha gente que no le gusta que le toquen mucho la cara"
- "No te preocupes, a mi no, a mi me encanta, puedes seguir sin problema", le contesté.
A continuación me puso una toalla caliente sobre la cara, dejando al arire solo la nariz. La sensación también era muy agradable. Para retirarla en lugar de hacerlo desda atrás, lo hizo desde delante de mi, yo tenía las manos sobre los brazos del sillón, Teo se acercó, casi apoyaba su entrepierna en el brazo derecho de la silla y por lo tanto sobre mi mano. Un ligero momento, suficiente para sentir algo duro sobre mi mano. Yo ni me moví, pensé que había sido sin intención, y no retiré mi mano. Al momento volvió a hacer el mismo movimiento en el brazo izquierdo, y sucedió lo mismo, esta vez me pareció que apoyó el paquete sobre mi mano con toda la intención. Yo tampoco me inmuté, ni retiré la mano ni hice nada que le pudiese parecer que me incomodaba.
Una vez retirada la toalla yo me sentia caliente... esos pequeños movimientos me habían excitado, y bajo mi pantalón comenzaba a endurecerse mi polla.
Ahora era el momento del afeitado, cogió espuma y una brocha y comenzó a ponérmela por toda la cara. Lo hizo desde delante y cada vez que pudo volvió a apoyarse. Yo, en lugar de apartarme, puse mi mano más fuera del brazo para poder notarlo, me estaba gustando mucho esta situación de querer tocar disimudalamente. Yo seguía con los ojos cerrados haciéndome el tonto.
Paso a la parte de atrás, y terminó con la brocha. Cogió la navaja y comenzó a afeitarme, la verdad es que no notaba nada, con el calor de la toalla y la espuma tan bien dada, el afeitado fué una caricia. Al terminar volvió a colocar una toalla, ahora más fresca sobre mi cara.
- "Si no te molesta voy a poner un poco de crema en la cara, no tiene brillo ni olor, solo es para cerrar los poros".
- "Para nada, al contrario, todo lo que me has puesto me ha encantado", le dije con toda la intención.

Teo, cogió el tono con el que lo dije perfectamente. Descaradamente puso su entrepierna en el brazo del sillón y yo giré mi mano hacía arriba. En ese momento pude tocar perfectamente unos huevos grandes y una polla dura. Se inclinó un poco más y su polla, dentro de su pantalón se puso totalmente en mi mano. Con mi destreza característica, agarré su cremallera, la bajé y metí mi mano en su pantalón... sentía su polla caliente a través del calzoncillo. Bajé un poco el calzoncillo y se la agarré. Era tal y como me estaba imaginando, gorda, caliente. Abrí los ojos, y vi a Teo sonriendo, lo empujé un poco para atrás, sin soltarlo y me metí la polla en la boca.

- "Joder, !Qué grande la tienes!"
- "Je je je, si, no me quejo"

Seguí chupándosela, Teo se excitaba cada vez más, me cogió la cabeza y comenzó a follarme la boca. Sus manos en mi cabeza, su polla en mi boca... Teo sacó su polla  y empezó a besarme. Su lengua hacía maravillas en mi boca, buscaban mi lengua, y yo me dejaba llevar por ese peluquero caliente que me estaba haciendo disfrutar lo que no me huiese imaginado...
Según me besaba buscó mi polla, no le costó encontrarla, estaba medio fuera del pantalón... Se puso de rodillas y la comenzó a comer. Me chupaba los huevos, la polla, se recreaba en el glande, lo mojaba con su saliba y se la metía entera, primero despacio y luego rápidamente. Sin soltarla, haciendo presión con sus manos tanto me mojaba que ya sentía saliva caer en mi entrepierna y llegar a mi ojete.
Teo se levantó, se quitó la camiseta y los pantalones, quedándose totalmente desnudo,... a mi me bajó los pantalones y me subió la camiseta. Se subió a la silla poniendo las rodillas al lado de mis piernas, puso su ojete sobre mi polla, que como estaba mojada no necesitaba lubricante para entrar. Colocó su culo sobre mi glande y se agachó un poco. Se lo metió entero... volvió a salir... y de nuevo entró, ahora un poco más. Así un par de veces hasta que su culo estaba lo suficientemente dilatado como para absorber toda mi polla.

Una vez todo dentro se quedó un rato, empalado por mi miembro, mientras tanto me besaba el cuello, el pecho, me mordía los pezones. No podía más, quería follármelo. Teo se dió cuenta de mis deseos y se puso a moverse, arríba y abajo, con suavidad, mi polla lo recibía encantado. Así estuvimos un buen rato Teo se retorcía de placer se echaba para atrás y volcía hacia delante. Me agarró la polla y se puso a pajearse al mismo ritmo que lo estaba follando. Notó mi semen brotar, salir de su culo y comenzó a pajearse más rápido hasta correrse. Su semen mojó mi pecho... era muy blanco y en gran cantidad. Llegó hasta mi cara.
- "Perdona, me dijo jadeando..."
- "No te preocupes, me ha encantado... no me importa mancharme de tu semen"
Se tumbó sobre mi acariciándome el pecho, mezclando su semen con mis pelos extendiéndolo por todo mi cuerpo y me limpió la cara con sus besos. Cuando acabó, me ofreció una ducha, que no rechacé pues estaba sudoroso y me apetecía quedarme limpio.
Al salir de la ducha, Teo ya estaba vestido.

- "¿Qué te ha parecido el afeitado?", preguntó.
- "Creo que han sido los mejores 30€ que nunca he invertido"
- "Pues va a ser mejor, porque no te los voy a cobrar, me has hecho gozar como hacía tiempo y eso no tiene precio". Me besó en la boca y nos despedimos.
Si no habéis probado nunca este tipo de afeitados, no lo dudéis, en Toledo esta mi amigo Teo esperando daros hora.
Jesus Rey
Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Relato Gay - En la sauna

Era un sabado por la mañana, entre las 11.30 h. y las 12.30 h. Día y hora absolutamente inaudito en mis momentos de sexo. Casi se podria decir que fue una visita express, fue casi entrar y salir.

Había muy poca gente, aunque no sé si eso era lo normal porque nunca había ido a esas hora. Al entrar fui a ver un poco el panorama... En la sauna seca habían dos tíos tumbados, uno al fondo de la misma, y otro en la parte del asiento más cercano a la puerta. Fue este último quien al entrar, me miró de reojo, y se incorporó quedándose sentado. A los pocos segundos comenzó descaradamente a tocarse el pecho peludo, en un gesto como invitándome a participar en el magreo.

Le metí mano, pues era evidente que eso queria. Un tío maduro, tal vez sobre los cincuenta y pocos años, de carnes prietas y en buena forma. Insinuó con la mano salir y se incorporó, saliendo de la sauna finlandesa.
Le seguí, pues ¿qué otra cosa podía hacer?, y se dirigió a la zona de cruising, metiéndose en el segundo cuarto, el que está junto al bar. No me hizo gracia que para la poca gente que había, tuvieramos que tener tanta intimidad, pero le seguí.

Comencé a mamarle los pezones y la polla, y en un momento que estaba de pie, comenzó a juguetear con mi trasero y a meterme un dedo por mi recatado y tímido ojete. Y de juguetear pasó directamente a follármelo entusiasmadamente. Me dió la vuelta y me hizo poner a cuatro patas sobre la colchoneta, sobre la cual, acto seguido, comenzó a follarme a lo perro, nunca mejor dicho.

Su cipote, para mi sorpresa, entró de maravilla, pero el vaivén del metesaca no acababa de rular como debiera, así que me dió la vuelta, y patiabierto boca arriba continuó con la faena, esta vez, sí, sin ningún tipo de molestia. Tras un rato de folleteo se sacó la polla, se quitó el condón y se corrió sobre mi polla. Nunca se habían corrido sobre mi rabo y al ver esta situación tan morbosa me corrí... Las dos lefas se juntaron en una sola y caían sobre mis huevos. Mi hombre se bajó de la colchoneta y cual fue mi sorpresa cuando empezó a limpiarme la lefa, la suya y la mia... Al terminar se despidió y se fue.

Realmente fue un polvazo inesperado, tanto por el día, por la hora, el ambiente y el lugar.
Read more...
Posted by Cruising Madrid | 1 comments

Fotos XXX - @TonyAguileraXXX, @RafaGarcíaXXX & @soyMartínMazza

Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Gifs XXX - Primera mamada de hetero

Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Parque Lineal de Palomeras


El Parque Lineal de Palomeras o más conocido como Parque de las Tetas se encuentra situado en el distrito de Puente de Vallecas. Formado por grandes praderas y con dos láminas de agua, es parte del itinerario del anillo verde de Madrid. Posee un gran paseo de plátanos de sombra en zona terriza y es muy característico por sus lomas observadas desde la M-40.

La zona de cruising se concentra debajo de los puentes que corresponden a los accesos de entrada y salida de la M-40. Cómo punto de referencia, en la parte superior hay un aparcamiento que se llama como la estación del metro Miguel Hernández, y yendo hacia la boca del metro Miguel Hernández pasas al lado de una parada de autobuses, una pista lisa para skaters y mesas de ping-pong. El ligoteo empieza tanto arriba cómo abajo, aunque en la parte inferior funciona mejor porque disminuye el trasiego de gente.

Una de las mejores formas de llegar es en Metro, bajándote en la estación de Miguel Hernández (L1), autobus o en Cercanias, bajándote en la estación de Vallecas (Sierra de Guadalupe para el Metro), y al bajar tienes que rodear el nuevo Mercadona e ir subiendo hacia la estación de Miguel Hernández. Según subes, en el primer cruce verás a mano izquierda una Farmacia que se llama Guerra y al seguir, a mano derecha, pasarás al lado de una gasolinera, cruzas el puente sobre la M-40 y habrás llegado. Si decides ir en coche, tomar la salida 16 de la M-40 y dirigirte a la Calle Miguel Hernandez a través de la Avenida de la Albufera, girando a la derecha por la Calle Rafael Alberti y girando nuevamente a la derecha por la Calle de San Claudio, siguiendo recto por la Calle León Felipe.

Funciona sobre todo los fin de semana a partir de las 22-23 h, aunque a diario también suele haber movimiento. Gente de todas las edades, bastantes latinos, tíos que montan en bicicleta, que practican el footing o aprovechan para pasear a  sus perros.


Ver Cruising Madrid - www.cruisingmad.com en un mapa más grande

Ubicación: Avenida de la Albufera, 202, Puente de Vallecas
Modalidad: bicicruising, a pie
Accesibilidad minusvalidos: no
Calidad: media
Afluencia: media-alta
Como llegar: coche, Metro: línea 1 estación: Miguel Hernandez, autobús: líneas: 54, 58, 103, 142, 143, 310 Cercanías Renfe: línea C-2 y C-7, estación Vallecas.



Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Relato Gay - Gang Bang cañero


Teníamos a mi sobrino treintañero de rodillas sobre el suelo con los ojos vendados tal y como nos había pedido el Maestro. En ese momento le dijimos que se la quitara y nos miró sonriente. Aquel día Mario se había ofrecido a ser el gran pasivo. Le íbamos a follar entre todos.

Fue Pepe el que se acercó primero y con sus grandes manos, le bajó aquel desgastado, currado y usado jockstrap, los que solíamos utilizar los hombres del grupo por prescripción del Maestro. Una vez desnudo ante el grupo de hombres, muchos con nuestros pantalones bajados y pajeádonos, observabamos el rico culo de mi sobrino.

- "¡Muy bien!" Dijo Pepe acariciándole aquellos cachetes, separándoselos levemente y dejando al aire una raja ligeramente velluda. Yo estaba a su lado acariciando su cabeza, quien tenía su cara apoyada en el colchón, preparándose para lo que venía.

- "¿Estás tranquilo, sobrino? ¿Tienes ganas de empezar?" Le pregunté.
- "Tengo ganas de que me llenéis de polla".

Pepe, que había sido un enorme jugador de rugby y que había dejado ese deporte por lesiones en la rodilla, ya tenía su enorme pollón de 20 cm fuera de su pantalón, y su redonda barriga velluda se marcaba en su polo. Éste se inclinó hacia delante y soltó un buen escupitajo entre los cachetes de Mario. Con una mano le indicó que se echara hacia detrás y metió su tremendo cipotón ensalivado en el lubricado y ya preparado ojete, provocándole un gemido al notar entrar tan rápido aquel grueso proyectil de carne que tenía entre las piernas. 

- "Ha entrado entera". Le informó.
- "Ahhhh…"
- "Hasta los cojones" Dijo Pascual, satisfecho, viendo como Pepe le empalaba con su gordo pollón.
- "Dale mi amo. !Ahhhhh…! !ahhhhh…! ¡Joder! ¡No me acostumbro a que sea tan grande! !Ahhhhh… ahhhhh…! ¡Qué cipote!" Gritaba Mario, con la boca abierta y los ojos como platos, con el pollón descomunal, barrenándole y llegándole bien hondo, moviendose en el interior de su culo.
- "Tapadle la boca a este maricón" Señaló el Maestro.

Darío, no se lo pensó dos veces y le metió su polla en la boca sin que Mario rechistara, al tiempo que Pepe se salía de su culo.

- "Menudo culazo tiene. A por él, Manuel" Le dijo Pepe a Manuel.

Aquel bestia se sujetó su gruesa polla por la base y se la metió por el culo sin que Mario dijera nada, concentrado en mamar el rico pene de Darío.

Manuel se tomó su tiempo embistiéndole, follando con su grueso y gordo pene las apretadas y calientes paredes de aquel ojete. Darío, cachondo, se tumbó sobre la cama y se colocó por debajo de Mario, de modo que ambos acabaron haciéndose un delicioso 69. Mario se comía el nardo de Darío y éste el de Mario, que no cesaba de ser enculado. Manuel se acariciaba sus pezones, así como sus abdominales mientras se follaba a Mario. Todos disfrutábamos de la escena, cada vez más acostumbrados a que se repitieran estos encuentros homosexuales entre nosotros. El sudor empezaba a perlar sus pieles y el olor a macho de la habitación aumentaba a cada segundo que pasaba. 

Los que estábamos alrededor, tampoco perdíamos el tiempo, pues ya estábamos muy cachondos. Nos toqueteábamos esperando nuestro turno. Nos agachábamos a darnos algún que otro lametón en las pollas o en los huevos…

- "Darío, colega... " Llamó Manuel a su amigo, dándole unos toques en la cabeza.

Darío dejó de chupar la polla de Mario y se arrastró un poco más hacia abajo. Sabía lo que Manuel quería, así que sacó su lengua y empezó a relamer sus pelotas. Después, Manuel la sacó del agujero y se la dió a Dario para que la limpiara. Una vez limpia Manuel comenzó a pajearse con fierza y nos anunció a todos lo que era obvio.

- "¡Me corro! ¡Me corro ya!"
- "¡Córrete dentro!" Le exclamó con urgencia Mario. Entonces Manuel reventó y de su venosa polla saltó un chorrazo denso de lefote, que con buena puntería entró de lleno en la boca de Darío. Después vimos como Manuel metía de nuevo el rabo en el ojete de Mario y le regaló unos cuantos chorrazos más.

- "Así… Sí… preñándome, ¡Qué rica lefada…!

Agilipollado, Manuel bombeó un poco más. Detectamos restos del trallazo de lefa que había echado fuera sobre la espalda y nalgas de Mario, pero el más rápido fue Pepe, quien se agachó y degustó todo el esperma sobrante.

Manuel finalmente se salió de aquel culo y dejó de nuevo el agujero a Pepe.

- "Vamos a ver cómo se ha quedado este culo".

Pepe se volvió medio loco al entrar de nuevo y empezó a dar una potentísima follada. Marío gemía, jadeaba y gritaba al borde extasis y sintiendole al borde de la corrida. No tardó demasiado...

- "¡Me corro, hijo! ¡Me corrooo, joder!"
- "¡Venga! !Ahhhhh! ¡Córreteee!"


Pepe con su cuerpo de osazo barrigudo y cincuentón chorreando sudor, empezó a gruñir, dando convulsiones y llenándole de lefazo. Estaba al borde del colapso. Tanto fue así que buscó apoyo tras de sí, encontrando a Darío y a Pascual, quien le sostuvo levemente. Darió aprovechó la ocasión, se agachó y relamió el tremendo pepino de 20 cm, los cuales salían encharcados de lechazo.

- "¡Qué goloso! Le dijo Pascual.
- "Hacía mucho que no comía lefa. Y está es deliciosa…" Sonrió Darío, con su cara algo redonda y barba de un par de días.

Al notarse con su culo libre de gordas pollas, Mario se incorporó de rodillas sobre la cama. Darío estiró su brazo, le agarró de la barbilla y le obligó a girar su cabeza hacia atrás. Los labios de ambos se encontraron y degustaron la rica cuajada de lefa de Pepe. 

- "¿Quién es el siguiente que me va a follar a pelo?" Preguntó cachondo cuando separó su boca de la de Darío, tragando los restos de semen y babas que éste había depositado en ella.

No tardó en obtener respuesta. Mario se inclinó hacia delante, puso su culo en pompa y se preparó para recibir el contundente rabo del fibroso Brasileño Luis. Tenía treinta y pocos, y un rabazo largo y moreno, grandote, que comenzó a robar gemidos de Mario en cuanto se lo clavó entero y sin contemplaciones.

- "¡Qué pollón… Luis!" Se regocijó contento de sentir el tercer cipotazo en su interior.

Luis le cogió del pelo y tiró de él hacia atrás. Después se salió y le pidió que se girara para follarle en la posición del misionero. Mario lo hizo, plantando sus pies sobre los pectorales fibrosos del treintañero brasileño, notando su ojete abrirse hacia dentro y hacia fuera con los mete y sacas del moreno, que acabó corriéndose dentro de una manera disimulada, sin parar de follar hasta un rato después. Luis se inclinó sobre él y se morrearón, terminando de vaciar sus cojonazos dentro de él. Después se salió y dejó paso a Darío, que con su polla mediana pero algo gordita empezó a follarse a Mario, chapoteando en aquel túnel relleno ya de leche.

- "Dale, Dario. ¡Dale!" Le animaban todos.
- "No quiero correrme aún" Dijo.
- "Sí. Córrete, Darío. ¡Córrete dentro de mí, colega! Vamos…" Pedía Mario
- "¿Sí? ¿Quieres que…?" No acabó la frase. Ambos empezaron a morrearse y los gemidos de éste quedaron apagados mientras se convulsionaba y expulsaba el contenido lácteo de sus testículos en aquel abierto ojete.

Al retirarse, el esfínter de Mario quedó bien expuesto y chorreante ante nuestros ojos.

- "Allá voy" Anunció Pascual. Con su anaconda y capullona polla, metió la punta, empujó, y la clavó hasta la mitad. Pero se detuvo, viendo que Miguel, el jovencito Sevillano, apuntaba hacia su polla y eyaculaba sobre su superficie, embarrándola de semen que serviría de lubricante.

En la postura del misionero continuó follándose a Mario, que agarró de los muslos a Pascual. Follaba como un artista, adelante y atrás. Su larga pica entraba a indiscrección, hasta lo más hondo.

- "Abre la boca". Escuchó decir a Manuel, que repuesto de la corrida, volvía a lucir una impecable erección, pajeándose a muerte.

Casi sin tiempo a reaccionar, Mario abrió sus labios y Manuel, clavado de rodillas a un lado de la cama, se pajeó, corriéndose ruidoso en toda la boca. La segunda corrida de la tarde. Casi al momento, Pascual eyaculaba dentro de su culo, inundándolo todavía más con cuantiosos chorros de esperma, clavándosela hasta lo más hondo.

- "No cierres la boca aún" Anunció entonces Pepe, que tomando el relevo de Manuel, y con una gran erección, eyaculó también entre los labios, que chupeteó y mamoteo hasta limpiarla.

Tras estos minutos de corridas continuadas, Mario estaba extasiado, no podía más y quedó rendido sobre la cama.
Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Fotos XXX - Cruising y sexo en público


Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Gifs XXX - Morbo en clase

Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

La Pedriza - Manzanares El Real

La Pedriza se encuentra situada en la vertiente sur de la Sierra de Guadarrama dentro del término municipal de Manzanares el Real y es una fantástica composición de rocas pulidas y redondeadas, intrincados recovecos que destacan por su colorido y formas caprichosas.

Para llegar desde Madrid tomar la autovía de Colmenar (M-607), se accede desde la zona norte de Madrid: Paseo de la Castellana, M-30 o desde la M-40. Una vez pasado Colmenar Viejo, en el kilómetro 35, la autovía se divide y tomamos el carril el derecho que enlaza con la M-609, dirección a Soto del Real. Siguiendo por esta carretera, pasada la cárcel, se llega a una rotonda que indica Manzanares el Real, en la salida de la izquierda cogemos la carretera M-608. Continuamos por ella, siempre en dirección a Manzanares, y veremos el embalse de Santillana a la izquierda. Antes de entrar en el pueblo de Manzanares, nos encontramos con una glorieta donde está la escultura de un gato, y se despide de nosotros en la misma carretera, con otra glorieta con la escultura de un excursionista. En el kilómetro 25 de la carretera, apenas unos 200 metros pasada esta glorieta, hay un desvío a la derecha: es el comienzo del “Camino de La Pedriza”. Apenas recorremos un kilómetro cuando se llega al control de la entrada.

Hay un cupo diario de coches que pueden entrar en la Pedriza, por lo que los fines de semana por la mañana es posible tener que esperar a que vayan saliendo coches para poder entrar, por lo que es aconsejable llegar temprano, sobre las 10:00 horas. Los días entre semana hay menos gente. Una vez franqueada la entrada, donde nos darán una bolsa para la basura e información sobre el parque y las normas que debemos seguir, se puede continuar en coche hasta el kilómetro 6, donde está el tercero de los aparcamientos, el de “Canto Cochino” donde se encuentran, a la derecha el chiringuito “A la Montaña”.

Al final de este aparcamiento hay una valla que impide continuar en coche. Si al llegar está aquello muy lleno, queda la opción del autobús que va del pueblo al interior de la Pedriza, se puede aparcar el coche a la entrada donde hay un gran parking; o también entrar andando, poca gente lo hace, porque hay que subir un pequeño puerto de montaña algo empinado; la última opción es el llegar al pueblo, zona de los chiringuitos más cercanos a la Pedriza, y aparcar allí, se puede entrar caminando, aunque hay unos cuantos kilómetros hasta llegar al aparcamiento mencionado antes.

La Charca Verde es la zona más popular de La Pedriza, donde más gente se concentra pese a estar una media hora caminando río arriba desde el aparcamiento. La parte en la que acuden los nudistas o naturistas está más o menos un kilómetro río arriba, siguiendo el camino principal que nos lleva a la zona más alta (hito kilométrico número 8(. Al llegar empieza un bosque de cipreses a la izquierda de unos 600 metros de largo y justo al acabar, veréis algunos nudistas. Hay pequeñas cascadas y tres pozas para darse un baño, es el tramo de pozas de La Garganta Camorza, una zona que algunas partes están completamente protegidas de la vista desde los caminos, tanto del principal como de la senda que discurre a la derecha del río. 

El cruising se concentra sobre todo a partir del mojón del kilómetro 9, al lado del puente de acero y hormigón en ruinas sobre el río. Esta zona es muy propicia para disfrutar del nudismo sin ser molestado y otros menesteres. Es fácil encontrar muchos sitios en los que encontrar a chicos o parejas de gays desnudos. Si bien suele ser mayormente en verano también lo hay en los meses de invierno cuando las temperaturas lo permiten. En el verano el cruising es a todas horas pero más por la tarde hasta el anochecer.

En invierno, especialmente los fines de semana, alguno que se adentra por el parque; y por la tarde noche o bien entrada la noche en el último parking (kilómetro 6, el de “Canto Cochino”), actualmente de moda, coches aparcados al final de la valla y más de un tío completamente desnudo. Suelen ir mayoritariamente jóvenes, casados, deportistas, osos, transportistas y tíos que buscan discreción.


Ver Cruising Madrid - www.cruisingmad.com en un mapa más grande

Ubicación: La Pedriza – Manzanares El Real
Modalidad: cruising, nudismo
Accesibilidad minusvalidos: no
Calidad: alta
Afluencia: alta
Como llegar: coche
Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Relato Gay - De cruising por Avon

Ayer por la tarde estuve en la zona de cruising de Avon, en Alcalá de Henares. Iba en modo zorrón y me fue muy bien. 

Cuando llegué me di una vuelta a ver que me encontraba, y de primeras vi a un chaval de unos treinta, rapado, cachas, con camiseta de tirantes, dentro de un Seat Ibiza blanco aparcado al lado de la casetilla. Estaba con las ventanillas abiertas, entonces me acerqué a su lado, y estaba pajeandose. Yo estaba a mil y el cabrón tenia un rabaco de escándalo. Estaba ansioso porque me dejara entrar, y despues de un rato mirándole, por fin me abrió la puerta. Entre y sin decirnos nada le agarré la polla y me puse a mamarsela. Era deliciosa muy gorda y morcillona. Me tragaba el capullo hasta la garganta, y claro, el chaval no pudo mas y me echó toda la leche en la boca, que trgué como una loba. En cuanto se corrio le entró la prisa y me dijo que se iba. Me baje del coche y me dirijí hacia el caseron en ruinas.

Al llegar vi que habia uno paseando que al verme se acercó a la pared como si fuera a mear. Yo no le hice mucho caso, pero al ver que tardaba mucho, miré y estaba masturbandose. Era un tio fibrado, y con todo el morro me puse a su lado. Como era de noche si pasaba alguien no se veria nada. La tenia agarrada y aun le faltaba otro tanto de larga, me agaché alli mismo a mamasela. Al bajarle el calzoncillo se le descolgaron unos huevos gordisimos, así que me puse a palparselos mientras se la mamaba. No tardó mucho y me lefó en toda la cara. !Qué gustazo! 

Y ya a ultima hora cuando pensaba venirme a casa apareció uno corriendo en pantalon corto y con barba. Se paro un poco mas adelante de donde yo estaba y sin cortarse un pelo se bajo el pantalon y me empezó a enseñar el culo. Como yo no me habia corrido con ninguno de los anteriores tenia muchas ganas de una buena follada. Fuí a su lado y me di cuenta que tenia todo el ojete depilado. Jugué durante unos segundos con mi polla y su culo y de un empujon se la clavé. Estaba tan cachondo que a los pocos minutos me corrí como una perra dentro de sus entrañas.
Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Fotos XXX - Especial @soyMartinMazza

Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Gifs XXX - Follando en la pick up

Read more...