Slide 1
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Fotos XXX - @PotroBilbaoPorn !Puro vicio!








Read more...
Posted by Cruising Madrid | 1 comments

Gifs XXX - Trio de militares


Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Relato Gay - El segundo encuentro

Como ya os he contado en otra ocasión, he tenido la gran suerte de conocer a José, mi contacto de Bear.com. El primer encuentro fué... ¿qué palabra usar? ¿Genial? Se queda corta, pero no encuentro otra que describa mejor lo que sentí.

El pasado martes volví a quedar con el. Como en la anterior vez, antes de llegar a su casa, estaba nervioso. No lo puedo evitar. Me entran los nervios por todo, no estoy habituado a quedar, ni mucho menos dos veces seguidas, es algo inaudito para mi. Como estaba tan deseoso de quedar, conseguí salir un poco antes del trabajo, así tendría más tiempo para estar con el.

Cuando llegué, me estaba en pantalón corto... ummm, me abrió la puerta y entré rápidamente, me dirigí hacia la mesa del fondo para quitarme el reloj y dejar el movil, la cartera y las llaves. Jose estaba tan deseoso como yo y no quería esperar, directamente me "atacó". Comenzó a besarme en la boca. Esa boca abierta, que deja espacio para que mi lengua la llene con su calor y su humedad. Nos besamos durante bastante tiempo, juntando nuestros cuerpos y notando como nos íbamos excitando. Notaba su polla dura sobre la mia por debajo de nuestros pantalones. Jose se quitó la camiseta y me dejó contemplar su pecho rasurado. Tiene los pezones pequeños, gustosos, muy sensuales.... Se los besé, chupé y mordi delicadamente. Me subí por su pecho hasta llegar a su cuello, pasando por su axila y acabando en su oreja.

Ya no podía aguantar mas y comenzó a desabrocharme la camisa. Botón a botón. Me la quitó y me acarició el pecho, me besó el cuello y bajó hasta mi ombligo. Había llegado el momento de quitarse los pantalones.

Me senté en el sofá y me quite los zapatos, pantalones y los calcetines. A Jose le quité el pantalón, pero le dejé el slip. Me gusta tocar su polla por encima de él. Se lo agarré y lo tenía duro. Me encanta notarle empalmado. Se la saqué por un lado y se la empecé a chupar. Jose temblaba de placer... 

Nos fuimos a la cama, los dos desnudos, sintiendo nuestros cuerpos calientes, sudando, el uno contra el otro. Nuestras pollas se juntaban y Jose se agachaba para chupármela... Lo subo para besarnos en la boca. Me coloco boca arriba y nuestros cuerpos, juntos, calientes, excitados... disfrutan con solo estar así, pegados.

- "Quiero que me folles" me dice Jose.
- "¿Seguro?, no me hace falta follarte para disfrutar contigo"
- "Si, quiero sentirte dentro de mi"

Jose se vuelve hacia la mesilla de noche y coge un preservativo, me lo pone y coge el lubricante para rociarme con él. Yo cojo otro poco y se lo pongo en el culo.

- "Cuidado, entra despacio"
- "Como tu me digas"

Puse mi prepucio sobre la entrada de su ano. El glande entró sin problemas. Jose me agarró las piernas y poco a poco fué empujándome hasta que mi polla quedó clavada en su culo. !Qué placer! Comencé a moverme lentamente, mientras le agarraba su polla con mi mano y comenzaba a pajearle. Gemia, y a mi me ponía a 1000, comenzamos un buen ritmo. Yo me movía y a Jose le pajeaba. Pensé que nos íbamos a correr ya. Me pareció que estaba tan excitado como yo... y me corrí dentro de él. Yo seguí pajeándole, pero Jose no parecía correrse así que me salí de su culo.

La salida le resultó dolorosa. Cogió un poco de papel y envolvió el preservativo, lleno de mi semen, para dejarlo en la mesilla.

- "Lo siento, estaba tan excitado con todos los preliminares que no he podido aguantar"
- "No pasa nada" Y empezamos a besarnos.

Yo segui pajeándole, pero Jose me dijo que aún le quedaba mucho. Continuamos besándonos. acariciandonos, sus pechos, su polla, sus huevos, sus axilas. Todo lo suyo me gustaba.

Después de estar así varios minutos, Jose volvió a hacerme una mamada. Rápidamente me empalmó con esos labios carnosos y comencé a volver a tener ganas de correrme. Le avisé...

- "Jose, tio, como sigas me voy a correr".

Hizo caso omiso y siguió, mas fuerte si aún es posible...

- "!Sigue, sigue, sigue!"

Al final me corrí. Vi perfectamente como mi semen salía y Jose lo recibía en su boca. Era la primera vez en mi vida que me corría en la boca de alguien. Saber que una persona me hace el amor con tanta dedicación, cariño y placer que es capaz de absorver mis fluidos es maravilloso.

Jose se agarró su polla, la tenía dura... y comenzó a pajearse encima de mi cuerpo. Sin soltar mi polla, se pajeaba. Yo gemía de placer con las últimas gotas de mi semen saliendo por mi prepucio. Jose, seguía con su polla y con la mia, hasta que por fin se corrió sobre mi. Sentir su leche, su semen caliente, ese tesoro que tenían sus huevos escondido y que lo derramaba sobre mi me pareció brutal.

Me ofreció una ducha y acepté. No podía vestirme tal y como estaba en ese momento. Me duché, me vestí y lamentablemente me tuve que ir a hacer la compra..

Jesús Rey
Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Fotos XXX - Militares


Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Gifs XXX - Rafael Alencar y Jhonnie Rapid en los vestuarios

Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Gifs XXX - Hetero follando a latino

Read more...
Posted by Cruising Madrid | 3 comments

Relato Gay - Morbo en la peluquería

A los viciosos como yo, nos gusta montarnoslo en cualquier lugar... y uno de esos lugares son las peluquerías. Me pone caliente sentir su bragueta rozando mi hombro, mi brazo... y me imagino esa polla entrando y saliendo de mi boca tragona.

Muchas veces me he hecho pajas pensando que un día me iba a encontrar en una peluquería sólo con el peluquero, y que en el momento de rozarme, nos miraríamos, él se sacaría su polla y me la restregaría por la cara hasta meterla en mi boca. Y que yo acabaría de rodillas sintiendo su leche caliente sobre mi cara.
Hace unas semanas buscando biberón por el Grindr encontré a un tio musculado muy guapo que buscaba un mamazo caliente. Cuando le pregunté que si tenía sitio y me dijo si, que trabajaba en una peluquería y que ya había cerrado, me fui corriendo para allá. Efectivamente, se trataba del dueño de una peluquería que, cuando cierra, le gusta dar su leche a algún mamón. Y yo encantado. 

Cuando llegué, ya me estaba esperando con el pantalón bajado y con un nabo gordo, grande y sabroso. Me puse a tope comiéndome esa polla en medio de la peluquería. Y cuando me llenó la cara de un lefazo caliente y disperso no pude evitar correrme al mismo tiempo.

De vez en cuando quedamos para una buena comida de nabo. Me gusta entrar en esa peluquería y ponerme de rodillas enseguida, sin palabras ni chorradas. La polla en mi boca a los diez segundos. Y siempre pienso en ir un día allí, a cortarme el pelo, solo para que el tio roce su paquete contra mi hombro, pero con la seguridad de que más tarde ese nabo grande, venoso, baboso... me va a llenar la cara con un buen lefazo.
Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Fotos XXX - @frank_vlc_porno le revienta el culo a @AitorBravoporn en @openmindsexbcn

Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Gifs XXX - Trio de pollones y corridas






Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Relato Gay - Partido de futbol Americano

Una de mis pasiones, a pesar de mi edad, 35 años, sigue siendo el futbol Americano. No hay domingo que no quede con mis amigos de toda la vida para jugar un partido, quemar algo de grasa para luego ponerla en las cañas y pinchos del mediodía. El pasado domingo jugamos con otro equipo con el que habíamos coincidido en algún torneo de veteranos. Hacía un calor desde primera hora de la mañana que no era normal para la fechas en las que estábamos.

Llegamos temprano, a las 09:00 ya estábamos calentando un poco, preparados para empezar el partido a las 09:30. Todos estábamos pensando lo mismo, a ver si acabamos de jugar porque hacía demasiado calor. No se si sería producto del calor pero el partido estaba calentito. En mi caso concreto, tenía un jugador, el número 9, que me estaba marcando con demasiada agresividad. Me dió un par de golpes con el codo para quitarme el balón y me estaba tocando las pelotas, descaradamente, porque aunque me enfadaba, me miraba y se reía. Por un momento pensé en contestar a sus agresiones, pero no soy de ese tipo de personas y prefería pasar. En el último placaje que me hizo caímos los dos rodando y ya no pude más, aperovechando que lo tenía en el suelo tirado, enganchado con mis piernas le levanté el brazo para darle, pero me lo sujetó y riéndose mi dijo "tranquilo, lo siento". 

Sus ojos mirándome me hicieron ver algo que antes no había notado. Su mano era fuerte, sus piernas musculosas, depiladas, y había algo de picardía. No se como explicarlo, pero noté una ligera sensación de ereción, que me hizo retirar el brazo. Pasaron los últimos minutos y todos nos fuimos a las duchas. En el vestuario, estábamos todos juntos, recibí una llamada de teléfono de un amigo, por lo que me fuí fuera a hablar. La verdad es que no fuí consciente del tiempo que estuve hablando hasta que empecé a ver a todos mis amigos que me gritaban:

- "Te esperamos en el bar con unas cañas, date prisa".
- "Vale", les contesté. 

Le colgué a mi amigo y me fuí a los vestuarios. No quedaba nadie. Me desnudé y me fuí a las duchas... pero no estaba realmente solo, estaba elnúmero 9. Como la mayoría de los polideportivos, las duchas son comunes, varios chorros dispuestos en círculo con un único punto de desague central. Me intenté colocar en la ducha más alejada, de tal modo que lo tenía de frente a mi. Me di la vuelta, solo me veía el culo, soy un poco pudoroso para estas cosas y comencé a ducharme. Cogí el gel y me enjaboné, todo el pecho, las axilas, la polla y los huevos y por último el culo. Me di la vuelta para quitarme bien el jabón del culo, y vi como el número 9 estaba mirándome, frotándose jabón sobre su polla, totalmente depilada y el jabón le corría libremente por su piernas... no pude evitar quedarme mirando su polla. Cuando me dí cuenta, me volví, no quería ser descarado y terminé de darme la ducha. 

Salí con la toalla en mi cintura y me senté en el banco al lado de mi taquilla. Me estaba secando la cabeza cuando el número 9 apareció. Se sentó a mi lado, me puso la mano en la pierna y comenzó a acariciármela. Yo me hice el tonto y suavemente comencé abrirme de piernas, indicándole que me gustaba lo que me hacía y que me tenía dispuesto para lo que quisiera. Lo entendió perfectamente, así que siguió acariciándome la pierna, cada vez más cerca de mis huevos. Mientras me acariciaba acercó su cara a mi cuello y me comenzó a besar. Según me iba besando, mi polla se iba poniendo más dura, levantando la toalla. El número 9 se dió cuenta y subió la mano por mi entrepierna sujetándola bien fuerte. En ese movimiento, al sentir mi polla gorda, caliente, venosa, sobre su mano, se excitó sobremanera, moviendo el culo, como si se la estuviese metiéndo por su culo. Comenzó a pajeárme un poco hasta que me quitó la toalla para contemplarla. Al hacerlo, no lo pudo evitar y se la llevó a la boca. Su boca grande admitía toda mi polla, le llegaba hasta los gallitos, pero no le molestaba en absoluto. Le agarré la cabeza y comencé a movérsela, para que me la chupara a mi ritmo. Se dejaba perfectamente. Y a mi me encantaba, ese sube y baja calentito, me puso a 1000. No dejaba de mover su culo, lo que me indicaba que estaba deseando ser penetrado.

Lo puse encima del banco donde estábamos sentados y le abrí el culo, le metí la lengua hasta dentro. Su esfinter, que ya estaba mojado, empezó a palpitar, chorreando humedad y cuando pensé que estaba dispuesto para mi, me subí al banco y se la metí. Fuí poco delicado y le gusto

- "!Ah! !Cabrón! !Que pollazo!, Ummmm, sigue así... me encanta!

No dudé en ningún momento. Comence a darle pollazos fuertes y suaves. Según se retorcía de placer, se me ponía más dura, si eso era posible. Quería correrme conmigo y según lo tenía cogido por detrás, le agarré la polla y con cada movimiento de mi envestida le daba un pajote. Cuando se puso a gritar, noté su leche en mi mano, se la solte y me puse a follarlo como loco, para provocar mi corrida. Cuando estaba a punto de hacerlo me salí, apoyé la polla sobre su espalda y comencé a correrme. Estaba a tope de leche y le llené todo el culo que comenzó a resbalarle por los huevos y se giró para verme. Las últimas gotas de mi semen se las tragó como si de miel se tratase, relamiéndose y mirándome con cara de vicio.

El número 9 jugaba sucio en el campo de fútbol y también era un guarrete en el sexo, me lo demostró claramente. Nos besamos, nos fuimos a la ducha para limpiarnos mutuamente, pero sin parar a nada más, a los dos nos estaban ensperando las cañas del mediodia, aunque el apertivo ya nos lo habíamos tomados los dos.

Jesús Rey
Read more...
Posted by Cruising Madrid | 0 comments

Fotos XXX - @TonyAguileraXXX follando a @DamienCrosseXXX en la cocina

Read more...